viernes, 11 de marzo de 2011

Ana von Rebeur entrevistada en revista "Silueta y Alma "de Caracas, Venezuela


Ana von Rebeur entrevistada en revista "Silueta y Alma "de Caracas, Venezuela , Marzo de 2011

“Me río de lo inesperado”

Esta carismática mujer usa su encanto y perspicacia para traducir en su escritura y sus caricaturas el valor que debe darse a la mujer actual; todo visto con los anteojos del humor, la irreverencia y lo cotidiano. Con su labor creativa brinda de manera implícita herramientas para salirse del aburrimiento, la rutina y mejorar las relaciones de pareja sin morir en el intento.


Por Ricardo Canaán / Fotos Martín Castillo


Su lenguaje abarca todos los idiomas y formas de expresión. Ana Von Rebeur es periodista, artista plástica, escritora y humorista gráfica. Aunque su nacionalidad es argentina, se ha dado a la tarea de difundir alrededor del mundo su concepción de la vida, del día a día, de esas pequeñeces que no parecen demasiado importantes hasta que se ven convertidas en obras dignas de gracia y admiración. Sus temas profundizan en la intimidad de la casa, de la cama y también en las situaciones universales.

Ella nunca se sacia de investigar y aprender, muestra de ello es que a nivel universitario tomó varios caminos que a simple vista no conjugan demasiado, pero en su esencia, son un complemento perfecto para lo que decidió hacer. Estudió Psicología, Química y Diseño Gráfico, y fue en las revistas “Humor” y “Sex Humor”, para el año de 1985, cuando comenzó su carrera como redactora y humorista gráfica. Ha colaborado con más de 70 diarios y revistas en Argentina y el exterior, durante los cuales ha desarrolla la entrevista, el periodismo de investigación y la crónica de viajes.

En su haber, hay más de 30 libros publicados con diferentes temáticas, por ejemplo la humorística. Su libro más reciente se titula “¿Por qué cuernos me engañaste?, todo lo que hay que saber sobre la infidelidad”. También es autora de “¿Quién entiende a los hombres?” y “Leyes de Murphy sólo para mujeres”. Desde el año 2000 es presidenta de la sede argentina de FECO (Federation of Cartoonists Organizations) y desde el 2002 es directora regional de CRNI (Cartoonists Rights Network).


Risas, palabras y garabatos

¿Qué piensa Ana Von Rebeur del humor?
El humor es una lección de humildad, es seguir asombrándonos, ver el mundo con ojos de niño. Creo que todo humorista es un niño grande que le grita solemnidad hasta a lo más terrible. Las mejores relaciones humanas, las más divertidas, también son las menos solemnes. Con mi humor intento quitarle solemnidad a la vida, y que no nos tomemos nada demasiado en serio.


¿En qué lugar se te enciende el bombillo?
En cualquier lugar. Cuando veo que algo que parece extraño se repite en todas partes, hay que apuntarlo porque ya es regla. Me interesa recolectar esas cosas del ser humano que parecen raras pero son cotidianas y forman parte de todos nosotros.

¿Cuál de tus libros podría describirte en buena medida? "Leyes de Murphy sólo para mujeres" cuenta muchas cosas que me pasan a diario a mí y a todas. “¿Quién entiende a los hombres?" narra en parte lo que creo que podría funcionar mejor en las relaciones de pareja. Y "¿Por qué cuernos me engañaste?" es con el que fui más osada diciendo lo que pienso de la infidelidad sin pelos en la lengua. ¡Es como que me pidas que elija entre mis tres hijos!.

¿Qué tanto hay de autobiográfico? Mucho, pero también cuento la vida de mis amigas y de las mujeres que me crucé en el camino. A todas nos pasa lo mismo, y eso es un gran consuelo.

¿Recuerdas tu primera caricatura humorística?
Sí, era un público reunido mirando una obra teatral espantosa, y llené la sala de globitos de diálogos criticando a los actores. Yo me divertí más haciendo eso que si hubiera ido al teatro.

¿Cómo llegaste a ser escritora, qué tal fue ese camino? Leyendo muchísimo y escribiendo diarios desde los ocho años. Quien lee mucho acaba escribiendo para volcar de algún modo todo lo que te desborda de lo que has aprendido.

¿Cómo llegaste al mundo del cartoon? Por persistente. Me encantaba dibujar y adoraba empezar el diario por la página de los chistes, pero no tenía idea de cómo llegar a dedicarme a eso. Estudié de todo tratando de escaparle al destino, pero el destino corrió más rápido y me alcanzó. Ser mujer y humorista es extraño, porque no hay modelo para las niñas de eso. Yo tuve la suerte de cruzarme con dibujantes que vieron que era buena con mi humor amateur, y que me indicaron el camino para profesionalizarme. Al mismo tiempo, siempre fui la chistosa del grupo, en la escuela me encantaba interrumpir las clases con chistes que hicieran llorar de risa a mis compañeros, y dibujaba para todos.

¿Cuál escritor o artista ha sido tu mayor influencia, tu escuela? Mi modelo de humor femenino es la americana Erica Jong en la escritura y la francesa Claire Bretecher en el dibujo. Leo en varios idiomas y eso me dio un panorama muy amplio del humor internacional.

Mujer vs mujer profesional

¿La imagen de mujer autosuficiente, de superwoman que reflejas ha podido arrastrar consigo alguna consecuencia? La de ser independiente, aplaudirme por mis logros y no tener que echarle al culpa a nadie por mis fallos. Y la de saber que tengo algunas cosas más claras que muchas mujeres, lo que tampoco me ha ahorrado disgustos en la vida porque de eso nadie se salva.

¿Cómo se ve Ana Von Rebeur a sí misma? Como un misterio, porque soy tan pero tan vaga que trabajo muchísimo por miedo a sentarme mirando el cielo y no hacer nunca más nada. Aunque en el fondo creo que si escribí tantos libros es porque escribir es lo que más me divierte, y siempre fui de aburrirme muy fácilmente. Soy una buscadora de verdades.


¿Qué entiendes de los hombres? Que tienen todo mucho más fácil que las mujeres. Para empezar, ninguno de ellos debe pensar cómo combinar carrera y familia, tampoco se quedan una noche sin dormir esperando que ella llame.


¿Qué legado procuras dejarle a las próximas generaciones? Que aprendan a ser curiosos, que sean buscadores, que no se queden con lo que llega fácil, que vayan por más, que estudien e investiguen. Estamos en un mundo sorprendente y vale la pena estudiarlo y asombrarse a cada paso. Que entiendan que si te hace llorar, no es amor. Muchísima gente que podría ser feliz se autoflagela hundiéndose en la soledad o en relaciones nefastas con tal de no estar solo. En esencia, el mundo es un excelente lugar donde a veces pasan cosas espantosas. El reto es aprender a sobreponerse y buscar lo que es bueno para ti.


Revelaciones indelebles

¿Qué piensas del amor de pareja? Si funciona, es maravilloso. Es tener un socio para toda la vida. Lástima que mucha gente confunde obsesión con amor.

¿Crees que en una relación el hombre es azul y la mujer rosa? No. Esas son convenciones que parten de símbolos históricos que se dieron vuelta en el siglo pasado. Antes los hombres usaban el rosa y las mujeres el celeste.

Comenta algún secreto que una mujer nunca diría. Una mujer nunca dice qué parte de su cuerpo le gusta menos, y si lo dice, es una tonta: la gente se fijaría enseguida en eso.

¿Cómo describes las etapas en las conversaciones femeninas? ¿Y tienes idea de cómo son las masculinas? Las mujeres conversan buscando coincidencias, los hombres buscando competir. Las mujeres hablan de lo más profundo a los tres minutos de conocerse, los hombres de frivolidades después de 30 años de conocerse.

¿Una mujer exitosa, capaz de cumplir tantas funciones tendría la disposición de fijarse en un hombre que no las cumpla? Claro que sí. Cada uno rinde lo que cada uno quiere, y no por eso es peor persona.


¿Cómo saber cuando un hombre miente?
El hombre es pésimo mintiendo: los datos no coinciden, se enoja si lo interrogas y no te mira a los ojos. Nunca tiene hambre (comió con la otra), sale a horas extrañas y se baña más seguido.


¿Cuáles aspectos puede considerar un hombre para tomar a una chica en serio o no? Si ella le inspira admiración y respeto, tiene su propia vida y no se cuelga de él para que la entretenga y llene su vacío existencial.


¿Qué piensas del matrimonio: compromiso sentimental o simple excusa para no aceptar el miedo a la soledad?
No hay nada tan práctico como vivir en pareja, casados o no. Lo que sucede es que la maternidad vulnerabiliza tanto a la mujer (la llena de responsabilidades y gastos extras) que más vale casarse con alguien a quien le puedas reclamar legalmente si no se hace cargo de sus hijos, y si tiene dinero, mejor. Si no lo tiene, casarse pasa por una especie de seguro contra el abandono. Alguna certeza hay que tener en la vida, así que está bien unirse con alguien a largo plazo.


¿Cómo afrontar el “hoy no te quiero, mañana sí”?
En una relación estable el amor siempre es un equilibrio, como un baile, en que un día uno quiere más y el otro menos, y luego se invierten las proporciones. Pero mientras mañana me equilibres lo que me quitaste hoy, esta bien porque compensa. En una pareja informal, eso de retirar el cariño de a ratos es un abuso, e indica que es hora de buscar alguien más centrado y menos histérico.


AGREGADOS

¿Cuál es tu hobby?
Pintar cuadros, llenar mi jardín de plantas, escribir libros que entretengan tanto como instruyen, escuchar música, caminar y andar en bicicleta (pero no puedo usar música para caminar porque en mis caminatas paro la oreja y muchas veces escucho conversaciones interesantes que luego uso en mis libros).

Lemas de vida: “Carpe Diem” (Disfruta del día, en latín ), “Nulla dies sine linea” (Ni un día sin una línea, un consejo de Séneca para escritores) y una de Kant: “Obra de modo que tus actos sirvan de ley universal”, que la relaciono con la de Santo Tomás: “Ama y haz lo que quieras”. Si tuviéramos esto en cuenta, el mundo andaría mejor.

¿Tienes mascotas? Sí. Tengo una cotorra australiana que anda suelta por la casa, tres peces dorados y una gata siamesa que es la mejor compañía que puede tener una escritora...A ella le dediqué un blog que se promociona en el website del canal TV5 de Francia: divinosgatos.blogspot.com.

¿A quién admiras? A los héroes cotidianos, a los profesionales que salen a salvar vidas en frentes de guerra, a los buenos músicos (porque la música tiene el inmenso poder de cambiarnos el estado de ánimo) y en especial, admiro y me conmueven las mujeres luchadoras.

¿Cuáles son tus virtudes? Jamás miento, soy divertida y transmito con pasión lo que me interesa, soy curiosa y comunicativa, soy solidaria y soy muy agradecida. Además cocino muy rico y soy buena anfitriona.


ENTRE COMILLAS“Todas las niñas quieren ser Shakira o maestras o actrices...pero al no haber mujeres humoristas, ni se les ocurre que ahí puede haber una vocación...Hay que prestarle atención a lo que te gusta hacer de niño, porque ahí está el verdadero camino”.
“Como mis libros se leen desde Tierra del Fuego a Estados Unidos, mi obsesión es que todo lo que hablo se entienda igual en todas partes. Por suerte, no es difícil. Un ejemplo es que me admira lo bien que nos entendemos todos con señas, sin hablar

1 comentario:

novela dijo...

Gracias por este artículo tan interesante. Tengo que leerme el resto del blog sin falta. Pásate por esta web y échale un vistazo a estos Libros

Un abrazo